Entrevistamos a Mercedes Pedreira, candidata de Centristas de Majadahonda a la alcaldía.

En nuestra ronda de entrevistas con los candidatos, hemos llamado a la puerta del despacho de Centristas de Majadahonda, y hemos hablado con su canditata, Mercedes Pedreira. En la actualidad, esta formación que es la única de ámbito estrictamente local, tiene dos concejales en el Ayuntamiento. No son, sin duda, los más conocidos, ni los que más gastan en campañas. No tienen miles de seguidores en redes sociales, ni pretenden organizar mítines tumultuosos. Sin embargo, haciendo política local y trabajando día a día, han conseguido mantener representación municipal durante dos décadas. Mercedes Pedreira es política por vocación, por ilusión y por compromiso. Y cada cuatro años, renueva sus votos.

La Candidata de Centristas Majadahonda, Mercedes Pedreira

La Candidata de Centristas Majadahonda, Mercedes Pedreira

Pregunta. ¿Cuantas campañas electorales llevas?

Mercedes Pedreira: Esta va a ser mi quinta campaña como cabeza de lista. Desde 1999 hasta ahora.

P. ¿Y cómo se presenta esta?

M.P.: Pues esta es muy diferente a las anteriores. La de 2003 fue bastante dura. En aquella ocasión se presentaba Guillermo Ortega por el PP. En las demás ocasiones, el resultado era previsible. Pero ahora todo es diferente. Los resultados son impredecibles. El PP siempre ha tenido la sensación de que aquí sacaba mayoría absoluta hiciera lo que hiciera, y esta vez no. Los ciudadanos han empezado a darse cuenta de que no todo vale. Y los grandes partidos son responsables, porque tenían que haber tomado medidas mucho antes. ¡No se puede proteger a personajes como Luis Bárcenas! Además, tengo la impresión de que cuando las cosas iban bien, la gente miraba más para otro lado, pero desde que empezó la crisis la forma de ver la política ha cambiado. La gente piensa que ya está bien.

P: Justo antes de las pasadas elecciones se produjo el 15 M. ¿Crees que ese cambio de forma de pensar de la gente tiene algo que ver con aquello?

M.P.: Si. En aquel momento la gente empezó a cansarse y a pensar que había que hacer algo, que no valía lo de votar cada 4 años. En aquellos momentos era lo del “No nos representan” pero ahora esa gente ha dado el paso y se ha decidido a entrar en las Instituciones para cambiar las cosas desde dentro. Ahora tendrán que responder ante los ciudadanos que depositen su confianza en ellos. Aunque está por ver el resultado. En las europeas tuvieron un gran respaldo, pero las municipales y las autonómicas son otra cosa, son elecciones que el ciudadano percibe como más importantes para su vida cotidiana.

P.: Se considera a Podemos como el heredero directo del 15M, pero ¿No ha transcendido nada de aquel movimiento en otros partidos?

M.P: Los representantes de los ciudadanos han empezado a pensar que no todo vale. Cuando nosotros empezamos a sacar a la luz las facturas de la Gurtel, en el año 2005, sólo conseguimos que se interesaran por el caso una periodista del Mundo y Juan Luis Galiacho, que publicó un reportaje en Interviú. Pero en aquel momento el resto de medios no lo consideró importante. Ahora eso ha cambiado completamente.

P.: Pasó Guilermo Ortega, pasó la Gúrtel, pasó la Púnica, o está pasando… ¿Es la última trama o crees que habrá más?

M.P.: Es difícil saberlo. Aunque creo que en Majadahonda no son tanto las tramas como la con el control del dinero de los vecinos. Aquí hay concesiones cuya administración no controla el Ayuntamiento, como el Golf, o el Físico, que ahora está mejor, pero en donde el Ayuntamiento estableció unos precios públicos que no se cumplían. Son concesiones en actividades importantes para los majariegos, y no están lo suficientemente vigiladas. Y los contratos grandes, como los de mantenimiento o recogida de basuras, tampoco están suficientemente vigilados. Nosotros lo hemos dicho, por activa y por pasiva, lo hemos advertido pleno tras pleno, pero no se toman medidas para corregir las deficiencias. Y al final hemos tenido que denunciar algunas cosas ante la justicia. Todas estas irregularidades suponen una mala administración del dinero de los vecinos.

P.:  ¿Y eso es mala fe o mala gestión?

MP.: Una quiere pensar que es mala gestión, pero cuando lo dice y lo repite y lo vuelve a repetir y no se toman medidas, empieza a pensar que es otra cosa. Por ejemplo, no hay ningún control sobre las tarjetas de gasolina de los vehículos municipales. Hay facturas de repostajes en días festivos, o de fuera de Majadahonda, incluso una tarjeta con la que se paga gasolina y diesel. Y eso no se controla. No es mucho dinero, pero es que da la sensación de que se tiene un concepto muy laxo sobre lo que es el dinero público. La Gurtel nos costó mucho dinero y fue muy espectacular, pero esto son pequeñas cantidades que día a día suponen una mala administración. Lo que pasa es que estas pequeñas cosas no le lleguen al ciudadano. La administración del dinero público tiene que ser enormemente rigurosa. Esto es una institución en la que los vecinos exigen una actuación intachable, muy escrupulosa. Nosotros sabemos que muchas de las cosas que denunciamos, no llegan hasta los ciudadanos, pero no se trata de hacer las cosas porque se vaya a enterar la ciudadanía, o la prensa, se trata de responsabilidad. Y si no eres riguroso con el control del dinero público, pues es mejor irte a tu casa.

P.: Después de las elecciones, todo parece indicar que habrá que pactar. ¿Qué hará Centristas de Majadahonda?

M.P.: Yo soy de la opinión de que debe gobernar el que obtenga más votos. Creo que es muy bueno que los partidos se acostumbren a gobernar en minoría. Pactando unas veces con unos y otras veces con otros. Nosotros no vamos a poner palos en las ruedas a nadie, mientras se haga una gestión correcta. Ahora, en cuanto veamos que se hacen tonterías, entonces nos opondremos. Nosotros hemos apoyado las cosas que nos parecen bien. Eso no va a cambiar. Pero tampoco vamos a respaldar cosas que no nos gusten.

P.: ¿Qué es lo primero que haríais si os hacéis con la alcaldía?

M.P.: Lo primero es poner en orden todas las cuentas. Todo eso que está fuera de control en temas económicos. Luego me sentaría con los demás grupos. Todas las decisiones que toma un ayuntamiento deben diseñarse con el mandato de los ciudadanos, pero ese mandato no es sólo para lo que yo haga hoy, o durante los próximos 4 años. Las decisiones que nosotros podamos tomar ahora, pueden afectar a nuestros votantes, pero también a sus hijos y a sus nietos. Y eso es una enorme responsabilidad.

P.: Cual es el principal problema de Majadahonda

M.P.: Creo que no hay un problema en concreto que haya que solucionar con urgencia. No veo una necesidad imperiosa de los ciudadanos. Si cogemos la lista de los problemas que según las encuestas afectan a los ciudadanos, estoy de acuerdo en que los políticos si somos un problema que hay que solucionar, pero no solo es problema exclusivo de Majadahonda. Los políticos tendríamos que tener la responsabilidad de hacer pedagogía.