Majadacats denuncia la pasividad del Ayuntamiento para solucionar el problema de las colonias de gatos

Gatos en una coloniaEl pasado mes de diciembre, el Pleno del Ayuntamiento de Majadahonda aprobó por unanimidad, una moción para poner en marcha un programa C.E.S (Capturar, esterilizar, soltar) para el control de las colonias de gatos callejeros diseminadas por todo el municipio. Varias asociaciones de defensa de los animales venían manifestando desde hace tiempo la necesidad de poner en marcha programas eficaces como los que se aplican en numerosos países europeos, que permiten ir reduciendo paulatinamente el número de individuos de las colonias, erradicando así posibles problemas de salubridad, limpieza y ruido que en determinadas épocas del año pueden ocasionar molestias a los vecinos.

Sin embargo, según nos cuentan Ana Ramos y Natalia Boró miembros de Majadacats, una de las Asociaciones que ha venido trabajando para acabar con el problema, la moción aprobada en pleno no se está poniendo en marcha.

El problema viene de lejos -Explica Natalia- . «Ya en la pasada legislatura intentamos que se pusiera en marcha un C.E.S ético, pero nos dieron largas, y finalmente, en enero de 2015 se aplazó el tema definitivamente porque estábamos ya a pocos meses de las elecciones. Después, con el nuevo ayuntamiento, se ha podido impulsar la aprobación en Pleno de este programa CES (por cierto por unanimidad), pero ahora parece que no hay interés por ponerlo en marcha».

Según denuncian, el Ayuntamiento no está haciendo «absolutamente nada» para poner en marcha las medidas adoptadas, y que el CICAM el Centro Integral Canino de Majadahonda, que es el encargado de llevar a cabo este proyecto, carece de medios técnicos, económicos y humanos para realizarlo. «En ocasiones -comenta Ramos- hemos llevado al centro mantas, comida y todo tipo de materiales para que pueda atenderse debidamente a los animales»

«Además, -nos cuenta Natalia Boró-, encontramos muchas dificultades para seguir controlando las colonias de gatos, puesto que los vecinos no sólo no colaboran, sino que creen que nuestra labor es perjudicial para los animales y que ensuciamos las zonas donde están las colonias cuando llevamos comida».

«Les hemos ofrecido información sobre todos los proyectos que se han realizado en otras ciudades. También nos hemos ofrecido como voluntarios para hablar con los vecinos y los colegios para que la gente sepa las ventajas que tiene este programa. Pero no vemos ninguna intención por avanzar. Ni siquiera nos dejan poner carteles en las zonas de las colonias para advertir de las ventajas que tiene llevar a cabo este tipo de programas, y sabemos que esterilizando los gatos, las colonias acaban por desaparecer porque los animales no procrean; y además desaparecen las peleas en las épocas de celo. Ya avanzaríamos bastante, simplemente, poniendo un cartel que dijera Colonia Controlada» -Concluye Natalia

«Además le hemos dicho al concejal que Majadahonda puede convertirse en un referente a nivel nacional en materia de control de colonia de gatos, pero ni siquiera así entienden la necesidad de asignar más presupuesto al programa y nos indigna que por ejemplo se vaya a destinar el triple de dinero a espectáculos taurinos que al CICAM. En enero, -Continúa Ana- en el turno de ruegos y preguntas del Pleno, quisimos preguntar al Alcalde y trajimos a una compañera de las Rozas para que explicara lo que se está haciendo allí, y según nos han dicho, gustó mucho su explicación, pero no se hace nada».

Desde Majadacats instan al Ayuntamiento a poner en marcha de forma inmediata las medidas aprobadas en el pleno de diciembre, y piden, además, ayuda para sensibilizar a los vecinos que viven cerca de las colonias de la importancia de llevar a cabo el programa C.E.S

Una solución eficaz y definitiva

Por su parte, el concejal de Consumo y Bienestar Animal, Manuel Troitiño, ha manifestado a esta redacción que desde el momento en que se aprobó la moción en el Pleno de Diciembre su equipo ha asumido el problema como propio y está llevando a cabo todas las acciones necesarias para desarrollar el proyecto. Troitiño admite que es posible que se esté actuando con cierta lentitud, pero llama la atención sobre dos factores: En primer lugar el hecho de que el Ayuntamiento de Majadahonda está trabajando con una presupuestos prorrogados que hacen muy difícil asumir los gastos que va a ocasionar el censo de las colonias, los planes de esterilización y en su caso la vigilancia del proceso de recuperación de los animales esterilizados, en especial de las gatas; y en segundo lugar, el hecho de que se trata de un problema complejo que requiere soluciones eficaces y definitivas.