Majadahonda inicia una campaña para acabar con la contaminación acústica

La propuesta Socialista ha sido aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos en el Pleno Municipal con el objetivo de “asignar recursos específicos para potenciar la inspección, vigilar los niveles de ruidos y preservar el derecho al descanso y el bienestar de los ciudadanos”, ha puntualizado el portavoz del Grupo Municipal Socialista Zacarías Martínez.

#Majadahonda sin ruidos

Las continuas quejas por ruidos de vecinos de diferentes zonas de Majadahonda, y la total ausencia de soluciones por parte del gobierno del Partido Popular, ha llevado a el Grupo Municipal Socialista a iniciar una campaña global que bajo el nombre de: #MajadahondaRuidosCero, pretende “convertir a Majadahonda en una ciudad libre de ruidos en la que sus vecinos vean respetado su derecho al descanso o a vivir con tranquilidad su día a día”, Ha destacado el portavoz del Grupo Municipal Socialista, Zacarías Martínez. Las denuncias de vecinos en zonas como Virgen de Icíar reclamando desde hace décadas pantallas acústicas que les aíslen del continuo y molesto ruido de los trenes de cercanías, las reiteradas reclamaciones de vecinos de la zona centro denunciando el ruido excesivo de determinados bares y terrazas que incumplen sus horarios, las protestas de ciudadanos residentes en las inmediaciones del Parque la Laguna por los ruidos procedentes de jóvenes haciendo botellón o las quejas de los vecinos del Punto Limpio solicitando su traslado a una zona no residencial son algunas de las demandas vecinales que el Partido Popular lleva desoyendo durante años. La moción socialista, que ha obtenido el respaldo unánime del resto de formaciones políticas, refleja el malestar de muchos majariegos con el Ayuntamiento al no aportar una respuesta rápida y efectiva a sus quejas y propone la realización de un estudio [mapa del ruido]para detectar los principales puntos negros de Majadahonda en cuanto a contaminación acústica se refiere, el aumento de los medios destinados a la inspección y la puesta en marcha de una campaña de prevención y sensibilización ciudadana en la calle, medios de comunicación y redes sociales para que todos los vecinos que sufran ruidos en su zona puedan denunciar su situación. Las aportaciones vecinales serán un elemento clave a la hora de conformar el mapa de ruido de Majadahonda que permitirá la puesta en marcha de actuaciones inmediatas para que se cumpla la Ordenanza de Medio Ambiente, la puesta en marcha de una campaña de mediciones acústicas en locales y terrazas que puedan afectar al descanso de los vecinos, y el inicio de un plan de choque contra los ruidos que incluya la formación de personal de la Policía Local para poder dar una respuesta ágil a las quejas de los ciudadanos.