Nuevo encuentro con los tres nuevos de tres nuevos partidos.

Una vez pasadas las elecciones y constituidos los nuevos ayuntamientos, hemos querido reunirnos de nuevo con los tres jóvenes representantes de las tres nuevas fuerzas que concurrían a las elecciones municipales.

Nicolás, Jaime y Álvaro

Nicolás, Jaime y Álvaro

Jaime, Nicolás y Alvaro, de Ciudadanos, Vox y Somos Majadahonda acudieron a la cita el pasado domingo.

Tres personas, tres visiones distintas de la realidad que ha dibujado la cita electoral del 24 de mayo. Vox no ha obtenido ni de lejos el resultado esperado. Nicolás lo achaca a problemas de comunicación, de no haber podido hacer llegar el mensaje de su formación a todos los vecinos que según él sigue creyendo, son afines al proyecto de Vox. Nos sorprendió un poco la respuesta. Comunicación, el mismo término que empleó hace unos días el presidente del Gobierno Mariano Rajoy para encontrar una clave de sus malos resultados. Y la pregunta, por tanto debía ser la misma que le hubiéramos echo al señor Rajoy si hubiéramos tenido ocasión: ¿Ha sido la comunicación, o ha sido el mensaje? Nicolás se remite a las encuestas. Vox, en su programa apostaba abiertamente por la supresión de las Comunidades Autónomas y según los datos, un 20% de los españoles comparte esa idea, por tanto «no hemos sabido o no hemos tenido medios suficientes para darnos a conocer entre nuestros posibles votantes». Además, añade, «ha habido voto del miedo, que nos ha perjudicado». En la parte positiva, Nicolás apunta que Vox ha sacado mejores resultados en su primera cita electoral de los que obtuvo Ciudadanos en su primera cita municipal.

Somos Majadahonda es una de las muchas candidaturas ciudadanas que se han presentado en diversas ciudades españolas con grandes resultados. Y también está integrada por gente de Podemos, cuyos resultados a nivel autonómico han estado algo por debajo de lo esperado. Alvaro es consciente de ambas cosas, pero prefiere mirar el vaso medio lleno de Madrid, Barcelona o A Coruña, donde «el cambio se ha producido». En referencia a Majadahonda, Alvaro considera que el resultado es muy bueno, teniendo en cuenta que este es un feudo en el que el PP venía gobernando con mayoría absoluta desde (y el cálculo es muy explicativo) desde antes que Jaime naciera. Considera que la campaña de Somos ha sido muy buena y que los tres concejales «se han recorrido el pueblo de arriba a abajo presentando el proyecto a toda la ciudadanía» Da por bueno el resultado porque el PP ha perdido la mayoría absoluta.

Y le toca el turno al más joven de los tres, a Jaime, de Ciudadanos, que está contento. De la nada a seis concejales en Majadahonda. Y los resultados municipales y autonómicos en toda España, son igualmente buenos. Además, su visión del papel que está jugando Ciudadanos y su líder Albert Ribera en todo el proceso de pactos, no puede ser más positiva: «Hemos mantenido nuestro compromiso de dejar gobernar las listas más votadas y además hemos hecho valer nuestras exigencias». Nos sorprende cuando afirma que él esperaba aún mejores resultados. ¿De verdad esperabas más? Preguntamos rápidamente. «Si. Creo que la última semana de campaña nos perjudicó. Pero estoy contento porque hemos entrado en Ayuntamientos y Comunidades de toda España. Ahora va a gobernar en muchos sitios quien nosotros hemos apoyado, pero no vamos a sufrir el desgaste de gobernar».

Pero la actualidad política, además de girar en torno a los resultados y los pactos, tiene un nombre propio, Guillermo Zapata, el concejal de Ahora Madrid que no ha llegado a aceptar el cargo de responsable de Cultura del Ayuntamiento de Madrid, a causa de una serie de chistes escritos en su cuenta de twiter hace 4 años. Nos interesa especialmente la visión de nuestros tres jóvenes analistas políticos, pues como quedó claro en nuestro primer encuentro, son usuarios de redes sociales y esta polémica se desató en twiter. El caso Zapata no habría ocurrido hace una década, cuando no existía huella en internet de nuestras ideas y nuestras actuaciones.

¿Cual es vuestra opinión sobre este caso?

El primero en tomar la palabra es Jaime, de Ciudadanos, que emplea palabras bastante duras contra el concejal madrileño. A  Nicolás de Vox, le parece exagerado, en especial por el tiempo que hace desde que se publicaron los twits y en segundo lugar porque Zapata en aquel entonces no tenía ni idea de que su futuro iba a estar ligado a la política. Como era de esperar, Alvaro de Somos Majadahonda, defiende  a Guillermo Zapata, al que conoce personalmente y del que afirma que hubiera sido un buen concejal. Y hace mención al caso de Núñez Feijoo, el presidente gallego, que fue fotografiado con un narco en un yate y que dio explicaciones rápidamente. «Núñez Feijoo dio explicaciones y todos entendimos que había transcurrido muchísimo tiempo desde aquel episodio. Zapata ha dado explicaciones rápidamente y ha renunciado a ser Concejal de Cultura, pero en este caso, parece que no es suficiente»

El listón, en cualquier caso, parece que se ha puesto muy alto. «Hay que saber que no se pueden publicar algunas cosas en tus redes sociales» apunta Jaime, que a continuación se refiere al caso de su compañera de partido, Begoña Villacís, que denunció en La Sexta Noche que recibía insultos de manera constante. «Creo que estamos haciendo algo mal, cuando se producen estos insultos. Creo que los políticos deberían ser los primeros en rebajar la dureza de las críticas. Estamos haciendo algo que yo pensaba que ya no se iba a producir, que es hacer bandos». Esta afirmación obtiene la aprobación de todos y se hace hincapié en que, por lo menos en Majadahonda, las relaciones entre los políticos de los diferentes partidos son correctas y cordiales. ¿Puede ser entonces, que la culpa sea de los medios de comunicación, o de los simpatizantes más furibundos? El debate, en cualquier caso, parece que va a continuar, porque nadie duda que saldrán twits, posts, y cualquier otro tipo de comunicación que pondrán en aprietos a más de un político.

La tercera pata del debate de hoy gira en torno a los pactos. ¿Lista más votada? ¿Pactos contra el PP?

Jaime defiende la actuación de su partido consintiendo el gobierno de la lista más votada en lugares como Andalucía o la Comunidad de Madrid y duda, además, de que los votantes de los diferentes partidos estén de acuerdo con pactos tripartitos o cuatripartitos para desalojar del poder al PP. Considera, además, que el escenario es completamente nuevo, con 4 partidos que se reparten los votos casi a partes iguales. Nicolás, por su parte, mantiene que si hubiera segundas vueltas, no se producirían estos problemas, y se atreve a aventurar que en ese caso, en lugares como Majadahonda el PP obtendría mayoría absoluta en dicha segunda vuelta. Cuando se plantea cual sería el resultado de un proceso así en la ciudad de Madrid, nadie se atreve a pronosticar nada. Para Alvaro, la lista más votada no representa a la mayoría de la ciudadanía, ni en número de votos ni en porcentaje. Ni siquiera considera que el reparto de concejales a tiempo completo que se ha hecho en el Ayuntamiento responda a la aritmética que ha dictado las urnas. Por tanto ve lícitos y democráticos los pactos de cualquier tipo. Jaime no está de acuerdo, y cuestiona la aceptación de los votantes de las coaliciones postelectorales de sus partidos. Alvaro se limita a hablar de los suyos y afirma que el proceso de pactos es algo que se plantea a las bases, y las bases deciden. «Y por tanto el partido no pacta si no es por deseo de sus militantes». Nicolás cree que los ideales que defiende Vox difieren en gran medida de los de otros partidos pero cree en cualquier caso es importante que en el caso de pactar, se haga apoyando un gobierno para que sea estable y siempre en apoyo de la lista más votada. Y da la razón a Alvaro en que deben ser las bases las que decidan con quién se pacta. Además considera que Ciudadanos ha hecho un proceso de pactos impecable, pactando y apoyando las listas más votadas. Jaime añade que para apoyar a unos y a otros Ciudadanos ha exigido sus condiciones en aquello que iba en su programa, como el tema de las primarias. Para el final se reserva el ataque más duro a Podemos, afirmando que con los pactos en Valencia han despertado y fomentado un nacionalismo que prácticamente no existía. Alvaro se defiende diciendo que cada ataque al nacionalismo desde el centralismo, crea más nacionalistas, con lo que es mejor llegar al diálogo. Nicolás, tal como defiende su partido, considera que ese problema de los nacionalismos se soluciona eliminando las Comunidades Autónomas y recentralizando cosas como la educación. Considera que la educación de una Comunidad Autónoma no puede estar gestionada por independentistas. El debate nacionalista queda abierto. Nuestros jóvenes políticos saben mucho, pero aún no tanto como para resolver este eterno problema de nuestro país. No obstante, no dudamos que con muchos como ellos y con el tiempo, todo es posible.

Antes de terminar, no nos resistimos a pedirles un pronóstico de cara a las generales. Nicolás ve muy difícil que Vox consiga representación en el Parlamento. Cree que el voto del miedo a Podemos jugará a favor del PP y en contra de su formación. Aún así, considera que Vox ha venido para quedarse: «Ahora vamos a empezar a ser más activos en las redes para que la gente nos conozca mejor y acabaremos consiguiendo nuestro objetivo». Jaime espera un gran resultado, pero cuando le preguntamos si cree que Ribera puede ser el próximo Presidente del Gobierno, no se atreve a decir que sí ¿Sensatez o modestia? Alvaro tampoco lo tiene claro. Cree que Ciudadanos no está haciendo las cosas tan bien como algunos medios dicen. Se inclina por un triunfo del PP y que Pablo Iglesias liderará la segunda fuerza más votada. 

Hubo más cosas, claro: el pitido al himno en la final de copa, el modelo territorial, las primarias, el papel de los jóvenes en política… Este último punto, es el objetivo de estas tertulias y seguiremos ahondando en él en una próxima reunión. Hoy tocaba hablar de elecciones, de pactos y de chistes vía twiter.