Protección Civil Majadahonda aconseja tomar precauciones ante la llegada de la ola de frío

La región se congela. La Comunidad vivirá una ola de frío siberiana que dejará temperaturas de hasta 15 grados bajo cero en la sierra y heladas en todo el territorio a partir del miércoles. En la capital los termómetros bajarán hasta -6º grados. Por esta razón, Protección Civil de Las Rozas ha querido hacer una serie de recomendaciones con el objetivo de que los vecinos se protejan y extremen las precauciones ante los riegos derivados de temperaturas extremas por frío.

– En el vehículo –

Si se va a viajar en vehículo privado es importante revisar los neumáticos, anticongelante y frenos. Llenar el depósito de gasolina, llevar cadenas y elementos de abrigo. Además, es recomendable llevar un teléfono móvil y su dispositivo de alimentación. Hay que tener especial cuidado con las placas de hielo.

Si se queda atrapado en la nieve, debe permanecer en el coche con el motor encendido y la calefacción puesta, renovando cada cierto tiempo el aire. Además, es importante comprobar que se mantiene libre la salida del tubo de escape para que el humo no penetre en el coche.

– En casa –

En los domicilios, debemos mantener un buen nivel de combustible para la calefacción y, si ésta precisara de suministro eléctrico, disponer de algún otro equipo alternativo para mantener caliente la casa; al menos, una habitación.

Si en el domicilio existen conductos de agua, grifos, contadores, llaves de paso, etc. a la intemperie, hay que protegerlos adecuadamente. Además, hay que revisar las ramas de los árboles, los bajantes, toldos, canalones y tejadillos que pudieran desprenderse por el peso de la nieve.

Mantener un mínimo de alimentos y agua, disponer de una radio, de una linterna con pilas y de los medicamentos necesarios si en casa viven personas enfermas o mayores.

– En la montaña –

En caso de realizar excursiones a la montaña, es conveniente adoptar una serie de precauciones como informarse de la predicción meteorológica, elegir la zona adecuada en función de la preparación física y del conocimiento que se tenga de la montaña, informarse de la localización de los refugios o cabañas donde resguardarse en caso de descenso brusco de temperaturas, tormentas u otras condiciones meteorológicas adversas y llevar teléfono móvil con la carga completa.