Somos Robinjud informa: Cláusulas abusivas

Recuperación de lo pagado por cláusulas abusivas de tu hipoteca

Una gran parte de las hipotecas firmadas en España recogen ciertas cláusulas que generan gastos a los prestatarios y que según la normativa europea de defensa del consumidor, se han incluido abusivamente en los contratos, en contra con el justo equilibrio que deberían tener estas obligaciones.

La Directiva 93/13/CEE del Consejo de 5 de abril de 1993 sobre las cláusulas abusivas en los contratos celebrados con consumidores (DOUE de 21) y la ley 7/1998 de fecha 13 de abril, confiere a los clientes el derecho de ser indemnizados por completo de las consecuencias que provienen de las cláusulas abusivas que estén incluidas en sus contratos de hipoteca

Cláusulas abusivas de la hipoteca.

Las cláusulas abusivas más comunes que pueden encontrarse en los contratos de préstamo hipotecario actualmente son: Cláusula suelo/techo: Se trata de un límite que la banca impuso a algunos créditos hipotecarios donde fijaban un interés mínimo a pagar por concepto de la hipoteca y en consecuencia, aun cuando el índice de referencia del préstamo hipotecario bajaba, el cliente seguía pagando ese interés mínimo.

Cláusula de gastos hipotecarios: Estos son los pagos a gestorías, notaría, registro de propiedad y tasación, que el cliente paga por completo aun cuando es la banca la que obliga a su contratación. Los juzgados están dando la razón a los usuarios, eso sí, mediante reclamaciones bien fundamentadas.

Cláusula multidivisa: Se trata de hipotecas contratadas en otras monedas diferentes al euro, normalmente francos suizos, yenes, dólares, libras esterlinas. Tienen los riesgos derivados de evolución de los tipos y de la cotización de la divisa, lo que puede implicar sobrecostes.

Cláusula IRPH: Se trata de hipotecas referenciadas a IRPH, índice que supone una penalización económica para los clientes y que los Tribunales reconocen como abusivo.

Interés de demora: Esta es una cláusula que está siempre presente en las contrataciones hipotecarias referida a la tasa de interés a ser aplicada en caso de demora en el pago de las cuotas; de acuerdo al último pronunciamiento del Supremo, esta no puede superar los dos puntos sobre el interés que se fijó inicialmente.

Vencimiento de préstamo anticipado: Antes del 2013 estaba establecido que el impago de una cuota le daba el derecho a la banca de reclamar la ejecución de la hipoteca.

Gastos de profesionales legales debido al impago de cuotas: Consiste en que el pago de honorarios de abogados y otros profesionales los tenga que sufragar el cliente cuando el banco decide demandar por impago de cuota.

Proceso de reclamación

A pesar de que las cláusulas abusivas ya vienen sancionadas con la nulidad, siempre se va a necesitar el correspondiente pronunciamiento judicial y esto es algo que muchos clientes desconocen, o que no afrontan por no meterse en juicios con el Banco. No obstante, previamente a la demanda de nulidad, se realizará reclamación extrajudicial a la entidad bancaria por si, lo que no es nada habitual, procede a la devolución de las cantidades reclamadas, evitando la interposición de la demanda. Se pueden reclamar con efectos retroactivos todas las cantidades pagadas en la aplicación de cualquier cláusula abusiva, incluso, en ocasiones, aunque se haya llegado a un acuerdo extrajudicial con el banco para una devolución parcial y en el que el cliente renuncia a reclamar posteriormente por este concepto.

Plazos para reclamar

La nulidad de las cláusulas no prescribe, siempre se podrán reclamar las cantidades pagadas en virtud de dichas cláusulas mientras el préstamo se encuentre vigente e incluso aunque se haya culminado su pago o cancelado el préstamo, mientras no hayan pasado más de 4 años.

Ahora que sabes que puedes recuperar el dinero que te han cobrado por cláusulas abusivas, Somos Robinjud te invita a ponerte en contacto con ellos para ver tu caso y te recuerdan que y sólo cobramos cuando recuperes tu dinero. 

Somos Robinjud está en San Isidro 14, en Majadahonda. Tienes más info en Facebook y en su web